TARTA DE BERENJENAS, RICOTA Y SEMILLAS (IDEAL VIGILIA)

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Una tarta simple y sabrosa que se hace rápido y sin mucho trabajo.
Las berenjenas tienen un sabor particular que no es bueno opacar con sabores fuertes, por eso acá es acompañada por ricota o requesón que solo suaviza el sabor.
Algunas fotos las he salteado, como se van a dar cuenta, solo por distracción, ya que no las tomé por estar en varias cosas a la vez 🙂

Ingredientes:

  • 1 paquete de tapas de tarta
  • 4 berenjenas
  • 2 o 3 dientes de ajo
  • 1/2 ají verde
  • 1 cebolla grande
  • 250 gramos de ricota (requesón)
  • 200 gramos de queso cremoso o por salut o mozzarella
  • 2 o 3 cucharadas de semillas de sésamo blanco
  • 3 cucharadas de queso rallado
  • aceite, cantidad necesaria
  • cantidad necesaria de pan rallado
  • sal a gusto

Preparación:

Primero picamos bien chiquito dos o tres dientes de ajo y medio ají verde. Los ponemos a dorar en un poquitín de aceite y agregamos una cucharada de azúcar.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego (foto ausente) agregamos una cebolla grandecita cortada en brunoise (cubitos chiquitos) y seguimos dorando. Por último agregamos 4 berenjenas medianas cortadas en cubitos medianos.
Removemos todo y dejamos dos minutos. Agregamos sal, removemos bien y tapamos. Bajamos el fuego y dejamos unos 15 a 20 minutos. Apagamos y retiramos de la hornalla.  Agregamos dos o tres cucharadas de sésamo blanco y revolvemos bien. Dejamos enfriar previo trasvasar a otro  recipiente.

Una vez que esté frío, agregamos 200 gramos de ricota o requesón y  3 cucharadas de queso  rallado. Mezclamos  bien. Rociamos con rocío vegetal o aceitamos un molde de 26 o 28 cms. Espolvoreamos con pan rallado  toda la superficie. Colocamos un disco de masa cubriendo bien los bordes hasta arriba, colocamos el relleno y sobre él, unas fetas de queso cremoso. Cubrimos con el otro disco de masa, hacemos un agujerito en el medio y pinchamos el resto. Llevamos a horno precalentado durante aproximadamente media hora. Una vez que la superficie esté doradita, listo. Glup!

 

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

4 Comentarios

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*