ALFAJORES DE CHOCOLATE fáciles y geniales

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Hacía rato que quería hacer alfajores de chocolate bañados en chocolate. Porque sé que tengo seguidores muy golosos. Y estos alfajores son irresistibles para los golosos. Son muy fáciles de hacer, es muy simple la receta y seguro que la van a adoptar. Vamos que les cuento, no tengo todo el paso a paso en fotos pero es muy fácil.

Ingredientes:

• 380 gramos de harina leudante o 0000 y 2 cucharaditas de polvo de hornear
• 200 gramos de azúcar
• 100 gramos de manteca blanda, no derretida Ojo!!
• 50 gramos de cacao AMARGO
• 2 huevos
• 1 cucharada de ralladura  de naranja sin lo blanco
• 1 cucharadita de esencia de vainilla
• 400 gramos de dulce de leche repostero
• 500 gramos de chocolate semi amargo

Preparación:

Ponemos en un bol la manteca y el azúcar y batimos a blanco. Añadimos un huevo y batimos bien. Ahora agregamos el otro y hacemos lo mismo. Añadimos vainilla y ralladura y batimos hasta integrar.
Cernimos el cacao con la harina e integramos de a poco a la mezcla cremosa. Una vez que está bien integrado todo formamos un bollo con las manos y vemos que se desprende fácilmente la masa. La cubrimos con film y la llevamos a la heladera una hora.


La retiramos y la estiramos sobre la mesada apenas espolvoreada con harina. También frotamos por arriba un poco de harina para que no se pegue el palote. Estiramos hasta lograr medio centímetro de altura y cortamos círculos de entre 4 y 5 cm.
Colocamos los círculos con espacio entre sí en una placa de horno enmantecada y enharinada. Con horno precalentado a 220° los horneamos aproximadamente 8 a 10 minutos dependiendo del horno.
Al retirar del horno los colocamos sobre una rejilla para que se enfríen. Luego los podemos rellenar con dulce de leche a gusto.


Salen aproximadamente  30 tapitas.
Una vez que están rellenos derretimos el chocolate a baño maría sin dejar que hierva el agua y sin que toque el agua  el recipiente que tenemos arriba. Cuando está bien líquido ponemos un alfajor en una espumadera o araña lo introducimos en el líquido, lo retiramos y lo ponemos o bien en una rejilla, o en una fuente para que se seque el chocolate. Hacen lo mismo con cada alfajor.
Tengan en cuenta que el primer día que se hacen están muy crocantes. Al día siguiente la masa toma la humedad del dulce de leche y se ablanda un poco más. Tienen un sabor estupendo. Así que en el momento que quieran los pueden comer y disfrutar. Glup!

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Sé el primero en Comentar

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*