ARROZ PILAF- TÉCNICAS BÁSICAS

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Una de las técnicas de cocción de arroz que es bastante segura es la técnica Pilaf. Técnica de la cocina hindú y que, en su base usa hierbas aromáticas, caldo saborizado (pollo, carne pescado) y arroz basmati. Pero hay versiones mas modernas, como se lo hace en algunas regiones de Brasil, que solo lleva aceite y agua, ya que complementa comidas muy saborizadas.

Con esta técnica podemos cocinar arroz común y tener casi asegurado, si seguimos bien los pasos, que no se nos va a pasar.

Es muy sencilla, solo hay que respetar cantidades y tiempos.
Debemos tener en cuenta que por cada porción de arroz que se use van dos porciones de agua, ya sea taza, medidor, bol, lo que tengan para medir.
Paso 1 – Calentamos un poquito de aceite sin que humee, en el fondo de una cacerola, aceite de girasol o el que prefieran.
Paso 2 – Se agrega el arroz, esto con fuego máximo, se revuelve para que todo el arroz se caliente y se humedezca con el aceite.
Paso 3 – Una vez que el arroz comienza a transparentar apenas o se pone brillante, se le incorporan dos medidas iguales a las del arroz, de agua caliente. Se revuelve bien un minuto y se le añade sal a gusto.
Paso 4 – Se deja el arroz lo mas parejo posible en su superficie y se deja que llegue a hervir.
Paso 5 –  Se baja el fuego a mínimo y se lo deja tapado,  sin revolver, durante 10 minutos exactos.
Paso 6 – Se apaga el fuego y se lo deja otros 10 minutos, tapado, sobre la misma hornalla para que termine su cocción, SIN FUEGO, recuerden. Se puede revolver antes de dejarlo reposar, un poco.
Paso 7 – Pasado ese tiempo, se destapa y se revuelve bien, un ratito, para que entre aire y despegue los granos.
Si no lo usan inmediatamente, se va revolviendo cada 5 o 10 minutos y se vuelve a tapar, hasta servir.
Si lo quieren usar frío, vayan removiendo de vez en cuando hasta que se enfríe un poco mas, así no se forman grumos.
Si pasa esto no es problema, una vez que se apelmaza un poco o se forman grumos grandes, se separan fácilmente con un tenedor o con las manos limpias.
De este modo podemos comer un arroz de grano largo fino, que es mas fácil de digerir que un parboil (los que no se pasan) sin miedo a que nos quede apelmazado y pastoso.

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Sé el primero en Comentar

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*