FLAN DE LECHE CONDENSADA Y CREMA

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Un flan es un excelente postre. Hay quienes prefieren los flanes de paquete, otros prefieren los flanes envasados que fabrican las productoras lácteas. Otros preferimos los flanes caseros. Dentro de estos hay flanes con agujeritos que son mas elásticos y aireados y otros mas cremosos, sin agujeritos.

Para lograr esta consistencia no debemos permitir que hierva el agua del baño María. Vamos que les cuento lo fácil que es esta receta.
Ingredientes:
  • 5 huevos grandes L 
  • 100 cc de crema de leche o nata
  • 400 gramos (396 dice la lata) de leche condensada
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 350 cc de leche
Para el caramelo:
  • 150 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de agua
Preparación:
En un bol colocamos los huevos, la crema, la leche condensada, la esencia y la leche. Batimos todo junto sin espumar. Reservamos en la heladera.
En una budinera colocamos el azúcar y el agua y lo colocamos sobre la hornalla a fuego medio. Con cuidado vamos girando un poco el molde para que no se queme. Cuando todo está de color miel, rubia, bañamos las paredes de la budinera, con cuidado de no quemarnos y listo, la dejamos reservada.
En una fuente profunda colocamos un repasador doblado, en el fondo, para evitar salpicaduras y vertemos agua bien caliente hasta la mitad o un poco mas. Si los elementos que usamos son de aluminio, les aconsejo poner jugo de limón recién exprimido, dos cucharadas para evitar que se ennegrezcan. 
Colocamos la budinera dentro del agua y la llevamos al estante del medio del horno, con calor de arriba y de abajo por 45 minutos a 175°. Si al pinchar vemos que el cuchillo o palillo sale sucio, continuamos 15 minutos mas solo con fuego de abajo.
Dejamos enfriar un poco, retiramos del baño María con cuidado de que la chimenea de la budinera no haga sopapa y nos queme. Dejamos a temperatura ambiente hasta que entibie. Llevamos a la heladera al menos 4 o 5 horas.
Para desmoldar le pasamos un cuchillo tanto al borde interno como al externo. Luego introducimos la parte de abajo en el mismo molde de antes, con agua caliente. Dejamos dos minutos y retiramos. Para desmoldar colocamos un plato o fuente como tapa de la budinera y damos vuelta de golpe. Si vemos que no cae, agitamos hacia los lados y damos un golpecito seco en la base de la budinera. Seguro que con esto cae. Servimos. Glup!

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Sé el primero en Comentar

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*