MILANESAS SABORIZADAS Y CON SEMILLAS

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

La milanesa es un plato clásico en muchos países.

Hay muchas versiones, además de la clásica y típica. Para muchos llevan ajo y perejil, para mucho no. Algunos solo las pasan por huevos batidos y pan rallado. Otros agregan agua o leche o cerveza o mostaza, etc.

Hoy le traigo unas mas sabrosas, con semillas. Quedan muy ricas y liberan un sabor especial cuando están en la boca. Prueben un bocado solo de milanesa, ante de comer uno con guarnición incluida. Les aconsejo servirlas con puré de papas sin mas condimento que manteca, leche y sal o papas al natural, para poder disfrutar del sabor que tienen.

Ingredientes:

  • 1 kilo de carne para milanesas (nalga como en mi caso, bola de lomo, cuadrada o peceto)
  • sal a gusto
  • 3 huevos
  • 100 cc de agua
  • 100 cc de leche
  • 1 cucharadita colmada de ajo en polvo
  • 1 cucharada de perejil picado deshidratado o fresco
  • 500 gramos de rebozador (yo uso el Preferido, amarillo)
  • 5 cucharadas panzonas de queso rallado (yo uso La Serenísima, paquete azul)
  • 5 cucharadas de mix de semillas (yo uso lino, sésamo blanco y chía)
  • 2 o 3 cucharaditas de orégano deshidratado
  • aceite, cantidad necesaria, sea para horno o para freír (yo las hago al horno)

Preparación:

En un bol no muy alto y ancho, ponemos los huevos, previo controlar que sean frescos (si flotan en un bol con agua, es que son viejos, luego los cascamos aparte y olemos, si tienen olor suave, son frescos).

Los batimos hasta que queden líquidos, sin clara separada, porque eso perjudica el pegado del rebozador haciendo «pelotones». Hay que romper el cuajo por eso es mejor batir con batidor de mano o dos tenedores enfrentados, para licuar bien.

Añadimos sal, perejil picad y ajo en polvo, batimos otro poco hasta integrar. Reservamos.

La carne la preparamos sacándole la grasa visible de los bordes y machacando para afinar y emparejar. Si no lo consideran necesario, no lo hagan. Salen y reserven.

En una fuente bien plana y grande, como puede ser una pizzera, colocamos el pan rallado (yo lo hice en dos veces) el queso, las semillas y el orégano y sal a gusto. Mezclamos muy bien para que se integran bien los ingredientes, incluso la sal.

Pasamos la carne por la mezcla del rebozador y con la ayuda de la palma de la mano o una cuchara, golpeamos suavemente para adherir el rebozador a la carne. De ambos lados. Luego la sumergimos y retiramos del huevo. No debe quedar mucho tiempo porque le quita el rebozador y lo suficiente para que se moje toda de ambos lados. La volvemos a poner sobre el rebozador, la cubrimos y golpeteamos de ambos lados y la colocamos en una fuente ya lista.

Repetimos la operación con todas las milanesas.

Una vez listas las cocinamos ya sea friéndolas a temperatura media alta en abundante aceite, y al retirarlas las colocamos sobre papel de cocina del lado contrario al que estaban en la sartén.

Si las hacemos al horno, pre calentamos el horno a máximo, Colocamos unos chorritos de aceite en una asadera y sobre esto las milanesas sin que se toquen mucho entre si. Le vertemos un poquito, (chorrito) de aceite a cada una encima y al horno. Cuando ya doraron las damos vuelta y dejamos dorar del otro lado (salvo que las hagan con calor de arriba y abajo simultáneamente). Las retiramos y colocamos sobre papel de cocina o sobre una fuente, invirtiendo el lado, el que estaba de abajo, hacia arriba. Servir cuando ya están todas listas, con la guarnición deseada. Glup!

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Sé el primero en Comentar

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*