PAN TIPO BRIOCHE RELLENO DE CEBOLLA CARAMELIZADA Y QUESO

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

La masa de los brioches es una masa muy tierna, apenas, muy apenas dulce, Pero con un dejo salado. Muy tierna pero firme para poder armar panes y distintos tipos de productos de panificación, valga la redundancia. La verdadera masa de brioche lleva manteca, esta no, así que sería como un falso brioche. Para nada complicada, ya verán, les cuento los ingredientes y luego vamos a la receta.

Ingredientes:

Para la masa:

  • 200 cc de aceite de girasol
  • 10 gramos (un sobre) de levadura seca
  • 1 cucharada de sal fina
  • 4 cucharadas de azúcar
  • 850 gramos de harina 0000
  • 300 cc de leche tibia
  • 3 huevos L

Para el relleno:

  • 1 kilo de cebollas
  • 3 cucharadas de azúcar
  • sal a gusto
  • 250/300 gramos de mozzarella rallada o en hebras (o un mix que tenga mozzarella y otro queso fundible)

Para cubrir:

  • 1 huevo
  • una pizca de sal fina
  • semillas a gusto

Preparación:

Para la masa:

Colocamos en un bol grande, la leche tibia. añadimos la levadura y 1 cucharada de azúcar. No mezclamos ni movemos. Cubrimos con un paño limpio y dejamos 10 minutos.

Cuando destapamos tenemos que ver burbujitas como espumosas. Agregamos los huevos, la sal, el aceite, el azúcar  y batimos suavemente con un batidor de mano hasta integrar.

Incorporamos de a poco mientras batimos a mano, la harina.

Una vez que haya tomado toda la harina, la comenzamos a amasar dentro del bol hasta que la masa se haga lisa y se desprenda del bol y de las manos. Cubrimos con el paño limpio y dejamos que duplique bien su volumen.

Relleno:

Mientras que la masa leva, preparamos el relleno. Cortamos las cebollas y las colocamos en una sartén con un laguito de aceite para que comiencen a brillar. Cuando ya brillen un poco, añadimos el azúcar, dejamos que apenas doren y agregamos la sal. Cuando toman un color amarronado claro o medio (según gusto), las retiramos y las pasamos a un plato. Dejamos enfriar.

Armado:

Sacamos y desgasificamos amasando apenas y ponemos sobre mesada enharinada. Luego tomamos pequeñas porciones de unos 30 gramos aproximadamente, o 50, dependiendo del tamaño que quieran darle a los panes. Vamos estirando cada uno de los trozos y los dejamos listos para rellenar. Les colocamos un montoncito de queso en hebras o mozzarella rallada y luego una cucharada de cebollas. Doblamos como se ve en las fotos y colocamos en placa con rocío vegetal o aceite.

Colocamos los panes que entren cómodos, con espacio entre si. Los pintamos con el huevo batido con la pizca de sal y espolvoreamos con semillas. Los llevamos a horno 180° (medio) hasta dorar. Se pueden comer fríos pero calentito o tibios son muy ricos. Glup!

 

 

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Sé el primero en Comentar

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*