REPOLLITOS DE BRUSELAS CON BECHAMEL, GRATINADOS

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Otra receta clásica de vegetales. En este caso, los repollitos de Bruselas. En esta zona, tienen  poco tiempo al año, a la venta en los mercados, así que hay que aprovecharlos bien 🙂

Como saber si los repollitos están bien:

No deben tener las hojas como picadas, (con agujeritos) ni manchadas de ningún modo. Sus hojas deben entrecruzarse cerrando el repollito, no deben estar ni blandas ni abiertas. Si apretamos un poco los repollitos, deben ser duros y firmes, de lo contrario, estarían viejos.. El tronquito puede tener un leve color parduzco (marroncito) en el borde, pero no todo  y menos color negro.. Ver si no tienen bichitos (gusanitos o algún tipo de ácaro), entre las hojas. Corten uno para ver el interior. El corte debe ser a lo largo, desde el cogollo hasta donde se cruzan las hojitas.

Ingredientes:

  • 550 gramos de repollitos ya limpios
  • 1 diente de ajo
  • sal a gusto
  • unas gotas de limón
  • 70 gramos de queso en hebras (yo mozzarella y parmesano)
  • 50 gramos de queso rallado

Para la bechamel:

  • 750 cc de leche
  • 50 gramos de manteca
  • 50 gramos de harina

Para la preparación:

Lavar los repollitos de Bruselas, cortar la base del cogollo o tronquito, quitar, si  hay, algunas hojitas no muy lindas. Cortarlos al medio a lo largo, como se ve en la foto. Poner agua a hervir con sal (optativa) y unas gotas de limón. Cuando hierve, ponemos los repollitos y los cocinamos unos 15 a 20 minutos o hasta que estén tiernos. Colamos inmediatamente, para que no absorban agua. Reservamos.

Para la bechamel:

Colocamos la manteca en una cacerola que tenga al menos un litro de capacidad. Fuego mínimo. Derretimos la manteca y añadimos la harina. Mezclamos con batidor de mano para evitar grumos. Vamos agregando de a poco la leche natural o calentita, no fría de heladera. Salamos (esto ayuda a evitar grumos). Mientras removemos constantemente con el batidor. No debemos permitir que se formen grumos. En caso de que se formen, con un mixer o batidor de mano, retirado del fuego, se puede solucionar, pero no queda igual.  Si lo hacen con calma, no se forman. Pueden incorporar la leche bien caliente y eso ayudará en evitar la formación también. Una vez incorporada toda la leche y quedando una crema lisa y fina, deben subir a medio el fuego y cocinar removiendo siempre durante 2 minutos. Tapan fon separador o film bien en contacto para evitar la nata.

Para el armado:

Una vez que hay enfriado apenas y esté con la consistencia de las fotos de aquí abajo,  colocan unas cucharadas e la base de la fuente donde van a poner los repollitos.

Colocamos los repollitos sobre la capa de bechamel.  Añadimos el diente de ajo rallado, en la bechamel y removemos bien hasta integrar. Vertemos el resto de la bechamel hasta cubrir toda la superficie.. Luego un poco de queso rallado. Ahora ponemos el queso en hebras. Por último el resto del queso rallado y lo llevamos al horno  gratinar, con fuego de arriba pero lejos. O de abajo, pero en el estante de arriba, así  se hace mas rápido el graten.

Sirvan bien  caliente y disfruten . Glup!

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Sé el primero en Comentar

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*