BUDÍN DE COLIFLOR Y QUESO

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Un budín de coliflor y queso que puede servir para un tentempié salado, para incluir en rodajas en una picada, para untar con alguna crema o paté, para servir con una ensalada como almuerzo o cena frugal. En fin, muchas formas de servirlo distintas. Es ideal para comerlo calentito. Recién salido del horno es un manjar. Luego hay que conservarlo en un hermético en la heladera, porque como muchas cosas del estilo, (chipás, facturas, bizcochos, churros, etc..) se pueden secar o hacer gomosos. Yo les aconsejo guardarlo así y darle un toque de calor antes de servirlo. Así conservado dura una semana. Yo no lo caliento y lo como frío, pero si quieren darle un toquecito, queda muy rico.

Ingredientes:

  • 2 huevos
  • 100 cc de leche
  • 250 gramos de coliflor cocida (hervida, blanda)
  • 1 cucharadita chica de ajo en polvo
  • 150 gramos de queso en hebras (tipo mozzarella, o mix)
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • 200 gramos de harina leudante
  • 1 cucharadita de polvo de hornear o levadura química
  • rocío vegetal o aceite en spray
  • pan rallado para el molde
  • 1 molde tipo budinera o savarín mediano

Preparación:

Colocamos en un bol los huevos, añadimos la sal y el ajo en polvo. Batimos hasta romper el cuajo de los huevos (que no queden vestigios de clara sola). Agregamos la leche, batimos hasta integrar. Agregamos el polvo de hornear y batimos hasta integrar una vez mas.

 

Ahora añadimos la harina  y batimos bien hasta que quede una masa lisa. Incorporamos la coliflor y volvemos a batir hasta que quede todo bien integrado. Por último agregamos el queso en hebras pero reservando un tercio para después.. Mezclamos con una cuchara o tenedor para que el queso se mezcle bien.

Rociamos el molde con antiadherente y lo espolvoreamos bien con pan rallado, cuidando de que cubra los laterales y el tubo central. Colocamos la mezcla y emparejamos la superficie haciendo un surco en el medio con una cuchara. Llevamos a horno medio (170 / 180°) por 35 o 40 minutos. Esto depende de horno, si es eléctrico, su potencia y si es a gas, depende del  horno como funcione.  Dos o tres minutos antes de sacarlo lo sacamos y  le esparcimos el resto del queso en hebras en su superficie y llevamos al horno nuevamente. Lo retiramos pasado ese lapso y pinchamos para ver si está cocido. Puede salir un poco sucio el cuchillo, de queso, pero no de masa.

Lo desmoldamos luego de 10 minutos, pasando un cuchillo por los bordes.  por si se adhirió algo. Lo desmoldamos sobre un paño limpio y lo damos vuelta enseguida sobre la fuente para servir.

Servimos calentito. Glup!

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Sé el primero en Comentar

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*