EMPANADAS DE OSOBUCO

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Hace mucho que quería hacer estas empanadas. De osobuco! Qué ricas quedan, se imaginan? Sin agregar grasa al relleno, porque con la misma carne, quedan muy jugosas y de verdad, son las que chorrean. Esta receta es de Ximena Sáenz, traté de hacerla lo más parecida posible. No lleva muchos ingredientes y ella hace hincapié en eso. En lo posible, háganla tal cual, y verán qué rica queda. Llevan comino, si no les gusta, lo obvian, pero nosotros que no somos de comer con comino, quedamos maravillados con el sabor. Solo lleva tiempo de hervor de la carne y dejar varias horas enfriar el relleno, Mejor de un día para el otro o de la mañana a la noche.

Ingredientes: (para 2 docenas)

  • 1 kilo de osobuco bien carnoso en rodajas
  • 6 cebollas medianas
  • sal a gusto
  • 5 cucharadas de aceite
  • 5 cucharadas de aceite para la carne
  • 1 cucharada de azúcar (opcional)
  • 1 cucharada sopera de comino o al gusto
  • 2 o 3 cucharadas de pimentón dulce o al gusto
  • 1 cucharadita de ají molido o al gusto
  • 4 huevos duros
  • 3 cebollas de verdeo parte verde
  • 24 tapas de empanadas criollas compradas o ver masa AQUÍ
  • rocío vegetal o aceite en spray para la placa de horno
  • harina para la placa de horno

Preparación:

En una cacerola ponemos el aceite para la carne y sellamos a fuego fuerte las rodajas de osobuco, de un lado y del otro. Bien selladas. Agregamos el agua, abundante agua de la canilla, no caliente. Que tape la carne y quede mucha agua sobre ella. Añadimos  sal a gusto y 2 cebollas cortadas en cuartos.  Cocinamos semi tapado y a fuego medio. Cada tanto retiramos la espuma. Dejamos hervir 2 y media hora, a tres.

Una vez que hirvió el tiempo indicado, la retiramos y cubrimos con film o separadores para que se enfríe. Reservamos el caldo.

Mientras la carne se enfría, picamos las cebollas restantes bien chiquitito o las procesamos  (no puré) y las rehogamos en el aceite  (sartén o cacerola profunda y grandecita). Cuando transparentan, agregamos el azúcar y las dejamos que doren un poco. Agregamos los condimentos y removemos bien. Retiramos del fuego.

Desmenuzamos con los dedos el osobuco, retirando las grasas mas gruesas, los nervios. El caracú que está dentro del hueso, lo ponemos con la carne, Ponemos todo en la sartén o cacerola donde rehogamos la cebolla. Mezclamos bien todo. Y añadimos caldo hasta cubrir bien holgadamente la carne y cebolla. Vean en la foto. Tiene que cubrir casi toda la mezcla. Una vez fría, la pasan a una fuente y la cubren con film. Llevan a la heladera hasta que solidifique.

Ya cuando está solida la mezcla y aún teniéndola en frío, encendemos el horno al máximo que de, hervimos los huevos a duro y cortamos las cebollas de verdeo en rodajas bien finitas. Retiramos de la heladera y ven, miren en la foto como al inclinar la fuente, se  mantiene firme. Y al tomar con la cuchara una porción, está solida. Ahora añadimos las cebollas y removemos integrando bien. Luego los huevos picaditos, y hacemos lo mismo.

Preparamos la placa con roció o aceite y harina, como se ve en la foto. Ponemos una porción en un disco de masa, repulgamos y acomodamos en la placa. Repetimos hasta tener todas. Dependiendo del tamaño de la placa, van a necesitar dos o más horneadas. No coloquen dos placas a la vez, ya que resta calor a una de ellas y lo que queremos es que entren, doren y salgan en el menor tiempo posible. Si no logran eso, pierden jugo, ya que el relleno se seca cuanto más tiempo esté en el horno.

Cuando están un poco doradas, las retiran, dejan dos minutos y emplatan. Glup!

Si les queda caldo, pueden hervir en  él papas, zanahorias, batatas y calabaza y tendrán un gusto especial. O colocar verdura surtida picadita y hacen una sopa 😉

Suscribete ya y enterate de todas las novedades!

Sé el primero en Comentar

Dejanos tu Comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*